La sandia

Publicado en por Manu

La sandía, también conocida como patilla, melón de agua o melancia, es uno de los frutos de mayor tamaño de cuantos se conocen y puede alcanzar hasta más de 10 kilos de peso. Es el fruto de la sandiera, plantade la familia de las Cucurbitáceas, que incluye unas 850 especies de plantas herbáceas que producen frutos generalmente de gran tamaño y protegidos por una corteza dura.

Se tiene constancia de más de cincuenta variedades de sandía, que se clasifican en función de la forma de sus frutos, el color de la pulpa, el color de la piel, el peso, el período de maduración, etc. Genéticamente existen dos tipos de sandías:

Sandías diploides o con semillas:
son las variedades cultivadas tradicionalmente, que producen semillas negras o marrones de consistencia leñosa. Según la forma de sus frutos encontramos:



Frutos alargados: de corteza verde con bandas de color más claro. Se llaman melonas. En España apenas se cultivan. Destacan los tipos Klondike y Charleston Gray.

Frutos redondos: de corteza de color verde oscuro o negro, son los ejemplares más cultivados aunque están siendo desplazadas por las variedades sin semillas. Destacan: Crimson Sweet (Almería), Resistent (Valencia), Sugar Baby (Italia, Grecia, Turquía y España - Almería y Valencia-), Dulce Maravilla o Sweet Marvell y Early Star, entre las más conocidas y cultivadas.

Sandías triploides o sin semillas: Se trata de variedades que tienen unas semillas tiernas de color blanco que pasan desapercibidas al comer el fruto. Se caracterizan por tener la corteza verde clara con rayas verdes oscuras y la carne puede ser de color rojo o amarillo. Destacan: Reina de Corazones (Almería), Apirena, Jack y Pepsin, entre otras.


Aunque el 90% de la sandía es agua, esta atractiva fruta aporta una cantidad significativa de vitaminas A, C, E, potasio, magnesio y otras sales minerales, aparte de ser depurativa y antioxidante, es la mejor opción para calmar la sed.

La sandía es una fruta que aporta una dosis baja de energía (32 calorias/100 g)por lo que puede utilizarse en dosis generosas en cualquier tipo de dieta hipocalórica.

Otra característica destacable es su altísimo contenido en agua, 250 g de sandía equivalen prácticamente a 220-230 g de agua.

La sandía aporta una cantidad discreta de vitamina C (10 mg/100 g), pero también es verdad que su escasa energía y alta digestibilidad hace que se pueda tomar en cantidades francamente altas.

Etiquetado en recetas postres y dulces

Comentar este post